Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar

Partiendo de Martín Lozano

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Miér Oct 13, 2010 12:15 pm

B'naï B'rith es una organización paralela a la masonería regular cuya afiliación está exclusivamente reservada a los ciudadanos de origen judío.

Esta entidad, fundada en 1843, tiene su sede central en Washington (1640 Rhode Island Avenue, NW), justo al lado de la Casa Blanca, proximidad que no es solamente física. Actualmente cuenta con algo más de 600.000 afiliados distribuídos por 47 países del globo, y en su cúspide se aglutina lo más selecto de la oligarquía judía mundial.

Al igual que la masonería regular, la B'naï B'rith se presenta como una organización filosófica y filantrópica dedicada a la consecución de los consabidos enunciados humanistas, y también al igual que la primera su labor fundamental se desarrolla en el campo de la influencia política y social. El hecho de que esta logia haya sido desde su creación el más eficiente puntal del movimiento sionista constituye una buena muestra de esa actividad.

La B'naï B'rith International cuenta con varias sociedades filiales, así como con una pléyade de organizaciones afines que se mueven en su órbita. Entre las primeras figuran las sociedades The Career and Counseling Services, The Klutznick Museum, responsable del mantenimiento de los archivos de la logia, The Hillels Foundations, dirigida a los medios estudiantiles, The B'naï B'rith Youth Organization, enfocada al campo cultural, The B'naï B'rith Women, que agrupa a las mujeres afiliadas a la Orden, y The Anti-Defamation League Jewish o Liga Antidifamatoria Judía, cuyo cometido oficial es la lucha contra el antisemitismo, aunque el real sea la lucha contra el antisionismo, lo que es algo muy distinto, como no pocos sionistas antisemitas deben saber muy bien. Y esto último no ha sido escrito a la ligera, sino con pleno conocimiento de una realidad sobradamente avalada por los hechos.

Aparte de la marginación social y de la discriminación racial que padecen los judíos sefarditas de Israel, existen multitud de manifestaciones realizadas por diversas figuras de la oligarquía ashkenazi que avalan con creces lo dicho con anterioridad. Actitudes y posturas especialmente deleznables si se tiene en cuenta que los judíos sefarditas son precisamente los genuinos hebreos semitas, en tanto que los judíos ashkenazim de origen europeo, que constituyen la casta dominante en aquel país, no pertenecen a ese tronco racial. Por otro lado, han sido precisamente estos últimos los fundadores y principales promotores del sionismo moderno, cuyo carácter ultrarracista no puede sorprender viniendo de individuos que aplican a los sefarditas, esto es, a sus propios correligionarios, el calificativo despectivo de "negros". Entre tales manifestaciones,sin duda más elocuentes que cualquier otra explicación, figuran algunas especialmente significativas. Golda Meir, por ejemplo, no tuvo pudor en afirmar que "todo judío leal debe aprender el yiddish (lengua de los ashkenazim europeos), porque sin yiddish no hay judío". Ben Gurion fue más explícito aún: "No queremos que los israelíes se levantinicen. Debemos luchar contra el espíritu levantino (esto es, semita) que corrompe a los hombres y a las sociedades" (Le Monde, 9-3-66; en parecidos términos se manifestó también M.Dayan en Le Monde de 30-4-66). Otro hebreo ilustre, Haïm Cohen, se refirió a la inspiración racial del Estado judío con estas palabras: "La amarga ironía de la suerte ha querido que las mismas tesis biológicas y racistas propagadas por los nazis sirvan de base para la definición oficial de la judaicidad en el seno del Estado de Israel".

La pertenecia a la logia B'naï B'rith no excluye el que sus miembros militen simultáneamente en otra logias masónicas, cosa frecuente por lo demás. De hecho, son numerosos los casos de miembros de dicha logia que han ostentado el grado de Gran Maestre en otras logias americanas o europeas adscritas al rito escocés. Sin embargo, la doble militancia en sentido contrario no es posible. Bien puede decirse por tanto que la logia B'naï B'rith constituye una Orden específica dentro de la masonería regular.

Algo parecido podría afirmarse en lo concerniente a los diversos organismos plutocrático-oligárquicos descritos a lo largo de estas páginas, y en el seno de los cuales los jerarcas de la B'naï B'rith forman un grupo particular. De tal modo que la influencia de la oligarquía judía en la vida pública no se articula exclusivamente a través de las estructuras específicas de dicha logia, sino también por medio de otros organismos que, como el CFR, cuentan entre sus filas con numerosos miembros adscritos a la misma. Son las pequeñas ventajas que proporciona el hecho de estar en varios sitios a la vez.

La logia B'naï B'rith constituye el núcleo central de una vasta red de sociedades afines que se mueven en su órbita y que confluyen en ella. Entre las más relevantes figuran el American Jewish Committee, el American Jewish Congress y la Conference of Presidents of Mayor American Jewish, que agrupa, a su vez, a unas cuarenta asociaciones judío-americanas. Mención aparte merecen el World Jewish Congress y el American Israel Public Affairs Committee, sin duda las más poderosos e influyentes sociedades de toda esa red.

El World Jewish Congress, o Congreso Judío Mundial, tiene su sede central en Nueva York, y cuenta con delegaciones en setenta países del mundo. Solamente en Estados Unidos su red organizativa aglutina a treinta y dos organizaciones anexas y publica siete diarios. Esta poderosa entidad está presidida en el presente por Edgar Bronfman, magnate del sector vitivinícola y de la industria cinematográfica. El trust Bronfman posee el 15% de la Time Warner y es accionista mayoritario de la MCA-Universal, la más importante productora cinematográfica y televisiva estadounidense del momento. Por otro lado, el consejero especial de Edgar Bronfman en la MCA es Michel Ovitz, miembro también del Congreso Judío Mundial y director de la Creative Artist Agency, primera agencia de contratación artística de Hollywood.

En cuanto al American Israel Public Affairs Committee, se trata de uno de los grupos de presión más poderosos y discretos de los Estados Unidos. Así lo reflejaba sin ambages en su número 407 (junio 1991) la revista L'Arche, órgano oficial del Frente Nacional Judío Unificado: "El American Israel Public Affairs Committee es un lobby extraordinariamente potente, literalmente capaz de destruir la carrera pública de cualquier político anti-israelí". Conviene decir que este tipo de lenguaje directo y explícito sobre el tema tabú que ahora nos ocupa es prácticamente privativo de las publicaciones judías.

Estos son, a grandes rasgos, los más descollantes engranajes de una poderosa maquinaria cuya presencia en las altas esferas políticas estadounidenses veremos a continuación. Y una vez más, ante la imposibilidad material de efectuar un recorrido exhaustivo en el tiempo, lo más apropiado será ceñirse al momento presente. Centrándonos, pues, en la actual Admistración Clinton, he aquí un breve resumen de dicha presencia.

De los doce integrantes del Consejo Nacional de Seguridad, organismo sobre cuya importancia no será preciso extenderse, seis proceden de la oligarquía judía estadounidense: Samuel Berger, vicepresidente del Consejo, Martin Indik, responsable del área de Oriente Medio, Don Steinberg, director del área africana, Richard Feinbert, al frente del departamento de Hispanoamérica, Stanley Ross, jefe del departamento de Asia, y Dan Schifte, director del departamento de Europa Occidental.

En los servicios de asistencia y asesoramiento a la Presidencia del gobierno figuran Abner Mikve, en calidad de Attorney (Fiscal) General, Ricky Seidman, como responsable de la agenda presidencial, Phil Leida, jefe adjunto del Estado Mayor, Robert Rubin, consejero de Economía, y David Heiser, director del servicio de Prensa.

En el Departamento de Estado la lista es numerosísima, pudiendo subrayarse los nombres de Peter Tarnoff, subsecretario de Estado, Lawrence Summers, Mans Kurtzer, Dennis Ross, Jehuda Mirski y Tom Miller.

Otros altos cargos dignos de mención son Rehm Emmanuel, consejero personal y eminencia gris de Clinton, Miky Kantor, ministro de Comercio, Robert Reich, ministro de Trabajo, Cotie Stuart Eizenstat, embajador ante la CEE, Louis French, director del FBI, Madeleine Albright, embajadora en la ONU, y Laura Tyson, al frente del Consejo Económico.

A la vista de esta realidad, y en su calidad de buen conocedor de los entresijos de la política estadounidense, éstos eran los comentarios vertidos sobre el particular por un destacado analista político en cierto medio informativo:

"Hace algunas semanas, el rabino de la sinagoga Adath Yisraël, de Washington, pronunciaba un sermón en el Centro Cultural y Político judío en el curso del cual celebró el hecho de que los judíos norteamericanos tomen parte en las decisiones políticas a todos los niveles de la Administración Clinton, señalando textualmente que los Estados Unidos no son un Gobierno de goim (no-judíos), sino una Administración donde los judíos participan enteramente en las decisiones políticas a todos los niveles".

Tras pasar revista al panorama político estadounidense y subrayar explícitamente la influencia en el mismo del lobby judío, el citado analista añadía: "La influencia sionista no sólo se manifiesta en el ámbito político. También es considerable en los medios de comunicación, donde un gran número de responsables de programas televisivos, así como la mayor parte de los redactores jefes, corresponsales y comentaristas son judíos....La misma preeminencia se encuentra en las instituciones universitarias, en los centros de investigación, en los servicios de seguridad, en la industria cinematográfica y en los medios artísticos y literarios".

Naturalmente, todos estos comentarios no pueden ser más que infundios malintencionados de algún elemento fascistoide y antijudaico, como diría cualquier "bien-pensante" de pesebre al uso.

En efecto, el autor de los mismos fue el analista hebreo Bar Yosef, colaborador del rotativo israelí Maariv, en cuyo número del 2-9-1994 apareció su artículo.

http://albalonga.tripod.com/index.htm

por Martín Lozano

avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Miér Oct 13, 2010 12:16 pm

avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Miér Oct 13, 2010 12:22 pm

Para la historia de la masonería…

En cuanto a KISSINGER, sabemos que su actuación remonta a la presidencia de JOHNSON, cuando se inician al parecer sus viajes secretos a HANOI; sigue como cabeza del consejo nacional de Defensa de EE.UU., principal redactor de los mensajes de NIXON titulados The State of the Worl (sutil aproximación lingüística a The Worldstate); culmina con sus viajes secretos a PARÍS y a CHINA. ¿Nos preguntamos: no habrá estado secretamente en Argentina y Brasil? Pertenece al Council of Foreingn Relations, al grupo de los BILDERBERGES, al Pugwash Conferens, y se seguramente integra alguna de las logias de BENAI BERITH.

El “New York Times” del 18 de febrero de 1970 explica con abundantes detalles la intervención de KISSINGER en el trazado de la nueva estrategia al de los Estados Unidos, a propósito del primer mensaje de NIXON, WILLIAN SEFIRE, y sus propios ayudantes semitas ANTONY LAKE y PETER RODMAN, el semita KISSINGER elaboró, pues, la multipolaridad desde el lado norteamericano.
Según algunas publicaciones de Norteamérica este texto de KISSINGER-NIXON sería de una importancia sólo comparable a la Carta de las Naciones Unidas, en cuya redacción intervinieron - es preciso recordarlo – los semitas ALGER HISS y LEO PAVLESKY.

Pero todo esto parecen ignorarlo la mayoría de lo gentiles, o simplemente haberlo olvidado. GEORGE PICKNEY en su extraordinario opúsculo Jewish “anti-comunist” 1956 resume en sus págs. 22-25 la historia de ALGER HISS, colosalmente aumentada ahora en la historia de KISSINGER.

Refresquemos, además, algunos datos sonre las logias “HIJOS DE LA ALIANZA”, para completar este sombrío panorama.

En primer lugar, las logias de los “HIJOS DE LA ALIANZA” son logias masónicas formadas exclusivamente por judíos. Se sabe por otro lado que entre ALBERT PIKE, soberano gran comendador del antiguo y aceptado rito escocés, por una parte, y A. LEVY, miembro vitalicio del sublima consistorio federal de los BENNI BERITH de Alemania (en representación de las logias confederadas de Alemania, Norteamérica e Inglaterra) fue firmado un pacto de extraordinaria significación para la historia del último siglo, el XIX.
En efecto, según de ese pacto, signado en 1874, el Supremo Directorio Dogmático de la Francmasonería Universal reconoció a las logias judías, tal como éstas se hallaban constituidas en los principales países del mundo. El comando central de los BENAI BERITH se estableció en Hamburgo y la conducción suprema tomo el título de Soberano Consejo Patriarcal. Por entonces (último tercio del siglo XIX), habría de mantenerse en riguroso secreto la constitución y existencia de las logias BENAI BERITH, y solo las conocerán aquellos masones que el Supremo Directorio Dogmático designara. Ni el Supremo Consejo Patriarcal, de Hamburgo, ni las logias que actuaban bajo su obediencia, figurarían en los censos anuales de la masonería. Ningún hermano masón que no fuera judío – cualquiera fuera su nivel jerárquico o su grado – podía o puede ingresar en una de estas logias judías.

Por lo demás ninguno que no sea judío puede asistir a las tenidas (asambleas) de los BENAI BERITH, o entrar en sus templos o salas, con excepción de algunos visitantes de grado muy alto, o representantes oficiales de otros ritos masónicos, según decida el Supremo Consejo. La iniciación en estas logias judías no se hará por grados; y además, es innecesario decirlo, cualquier miembro logia judía puede ser miembro de cualquier logia masónica. Se ejercería así por los BENAI BERITH un control indudable, y los impulsos que se originan en el consejo secreto de la más alta conducción secreta del judaísmo podrían comunicarse a la entera y completa masonería. Las primeras logias BENAI BERITH se organizaron al parecer hacia el año1843 y tuvieron relación con los primeros modernos que desembocaron en el SIONISMO y el COMUNISMO.

Conviene recordarlo, en este aspecto, que en 1917, en el período del estallido de la revolución bolchevique en Rusia el gran maestro BENAI BERITH para Rusia zarista era el judío SLIOSBERG Fue uno de los consejeros de KERENSKY, cuyo nombre verdadero era AARON KIRBIZ. El JUDÍO KIRBIZ-KERENSKY, miembro del partido socialista revolucionario, ostentaba e grado 32 de la masonería de rito escocés. Desde 1874, fecha del PACTO MASÓNICO ALEMANIA,EE.UU. e INGLATERRA, hasta 1917, habían pasado solo 43 años. En ese breve lapso, e habían planeado y ejecutado a destrucción de tres imperios, ALEMÁN, RUSO y AUSTRO-HUNGARO.

Toda esta historia de la masonería, siniestra, de resplandores satánicos, sería la letra erudita, si no viéramos con sorprendente nitidez la recurrencia sobrecogedora de la conducción antes expuesta.
¿Acaso no debemos ligar la figura de MR KISSINGER a NIXON-EE.UU. como la de quien trasmite los impulsos esotéricos y los traduce al nivel de la empíria política? ¿Y no tendrán un sentido análoga la misteriosa relación BEA-ROCALLI-BENAI BERITH-HIJOS DE LA ALIANZA; y el no menos misterioso del vínculo DANIELOU-MONTINI, pero a nivel de todos los acontecimientos mundiales y sobre todo en la Iglesia Católica Romana? ¿No podría pensarse que la visita de MONTINI al templo masónico de la ONU en Nueva York representa el testimonio de una última iniciación sin grados, la deposición jurisdiccional de la tiara, y el reconocimiento del soberano consejo Patriarcal de las logias de la Alianza?

En las mismas décadas que cubre el PACTO MASÓNICO, hacia fines del siglo XIX, entre 18880 y 1890, la Iglesia combatió ásperamente la masonería. De estos años es precisamente la Encíclica HUMANUM GENUS de LEÓN XIII como advertencia de que la Iglesia, aunque fuertemente infiltrada ya, resistía sin embardo la opresión judaico-masónica. Pero ese panorama ha cambiado sustancialmente; los pontificados de RONCALLI y MONTINI y el concilio herético VATICANO II han derrumbado todas las murallas, y so pretexto de ecumenismo han entregado todos los pueblos y todas las naciones a la alta conducción sinárquica. No en vano JUAN XXIII en un de sus primeras y extrañas decisiones, abolió en la liturgia del Viernes Santo el OREMUS ET PRO PERFIDIS JUDEIS.
Todo lo demás vino completivamente, y hoy tal vez el pontífice esotérico de los HIJOS DE LA ALIANZA-BENAI BERITH, dirige como un vasto poder teocrático los destinos de las naciones y los destinos de la Iglesia.

Fuente: CARLOS A. DISANDRO, “El conflicto de las estirpes y el destino político de América”, Ediciones Hostería Volante Colección “Lustrationis Krateras”, La Plata, 1972, pp. 24-27.

Apoyo histórico-doctrinal:

- JOSÉ MARIA CARO RODRIGUEZ, “El misterio de la masonería”, Editorial Difusión, Buenos Aires, 1928.
- Diccionario enciclopédico abreviado de la Masonería según el M…grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado LORENZO FRAU ABRINES, Editorial México, 1945.
- Diario Pampero, “La masonería, poder invisible” (III).

http://ieu-archivo.blogspot.com/2009/02/los-hijos-de-la-alianza.html

--------------------------------------------------------------------------------

El Q:. H:.Sigmund Freud, miembro distinguido de la Francmasonería
Judía B'nai B'rith
La Francmasonería judaica, conocida como hijos de la Alianza o B'Naï
B'Rith, ha contado con personalidades muy relevantes en muchos campos
del saber y la política . Entre ellos destacan en el siglo XX Albert
Einstein, creador de la teoría de la relatividad y el doctor Sigmund
Freud, conocido por su método del psicoanálisis.
Freud perteneció a la masonería judaica desde el año 1895, aunque no
lo hizo público hasta su LXX cumpleaños, con un discurso leído en su
nombre ante la sede del B'Naï B'Rith.Su relación con esta organización
estuvo muy marcada después de la publicación de sus investigaciones.
Esta publicación provocó que todos sus amigos y colegas le
abandonaran, de esta manera Freud solo encontró refugio con sus
compañeros de hermandad. Freud era ajeno a toda religión, aunque se
reconocía judío. Los miembros de la logia de Viena fueron los que
organizaron un auditorio en el que Freud expuso sus teorías con un
éxito que no había tenido hasta entonces.
Cuando la persona y la doctrina de Freud cayeron en pleno descrédito
en los medios y ambientes científicos de Viena el B'Naï B'Rith fue el
que movió los hilos para defenderle y lograr el renacimiento de su
prestigio como psicólogo. Esta es solo la primera de las veces en las
cuales iremos viendo como los organizaciones de origen masónico apoyan
totalmente a sus miembros para que alcancen sus objetivos, el llamado
principio de fraternidad.
Esta adhesión a la masonería judaica se entrelaza con la configuración
definitiva del sionismo, al que Freud se adhirió inmediatamente, y al
que están adheridos hoy en día todos los judíos relacionados con las
altas finanzas.
Sigmund Freud, inventor del discutido pero difundidísimo
psicoanálisis.
Sigmund Freud (1856-1939) nació en una familia judía de Freiberg
(Moravia), pero a los cuatro años fue con su familia a Viena donde
hizo sus estudios y realizó la mayor parte de su actividad
profesional. Estudió durante algún tiempo en París bajo la dirección
del célebre doctor Charcot. Investigó los fenómenos relacionados con
la histeria y la utilización del hipnotismo que luego abandonó por el
psicoanálisis propiamente tal, que relacionaba la esencia de las
neurosis y su curación con los impulsos sexuales enmascarados,
reprimidos o sublimados. La nueva terapéutica, que luego se convirtió
en doctrina aplicable a campos ajenos a la psicología, alcanzó un
éxito resonante en todo el mundo, aunque los principales discípulos de
Freud, Jung y Adler, le abandonaron para crear sus propias escuelas.
Al tomar los nazis el poder en Viena en 1938, Freud huyó a Londres.
No es éste el lugar para discutir las muy discutibles teorías y
técnicas de Freud, sino para recordar la relación del psicólogo con el
B'nai B'rith, que analiza luminosamente Emmanuel Ratier en su citado
libro. En un discurso leído en su nombre ante el B'nai B'rith de Viena
con motivo de su LXX cumpleaños, Freud revela su iniciación en la
Masonería judaica poco después del año 1895, cuando a partir de la
publicación de sus investigaciones, que desembocarían en el
psicoanálisis, todos sus amigos y colegas le abandonaron y sólo
encontró una cálida acogida y comprensión entre los miembros de la
hermandad. Se reconoce judío, aunque ajeno a toda religión y recuerda
que fueron los miembros de su logia los que formaron su primer
auditorio, ante el que expuso sus revolucionarias ideas con éxito
insospechado. Cuando la persona y la doctrina de Freud cayeron en
pleno descrédito en los medios médico-científicos de Viena, sus
hermanos del B'nai B'rith se encargaron de defenderle y lograron el
renacimiento de su prestigio como psicólogo. Poco antes había nacido
con su configuración definitiva el sionismo, al que Freud dio
inmediatamente su adhesión. Muy aficionado de siempre al ocultismo y
la magia estudió a fondo la tradición de la Cabala judía incluso en
sus aspectos místicos y no es difícil encontrar rasgos cabalísticos en
la investigación y en la doctrina freudiana, aunque completamente
secularizados. El primer discurso de Freud ante su logia de Viena
versó precisamente sobre «la llave de los sueños» que es un tópico de
la Cabala. Además de este rasgo existen varios elementos de la
tradición judía en las entrañas del psicoanálisis. Los principales
discípulos de Freud, con la excepción de Jung, eran judíos. Ello no
significa que el psicoanálisis sea en exclusiva un saber judío, pero
sí es cierto que no puede entenderse sin tener en cuenta sus elementos
y sus raíces judaicas.
Dado el secretismo que parece congénito en la hermandad Francmasónica
de los Hijos de la Alianza, estos datos que acabamos de ofrecer y que
creemos comprobados constituirán seguramente una sorpresa notable
incluso para muchos masones .
http://groups.google.com/group/secreto-masonico

http://groups.google.com/group/alt.masonic/browse_thread/thread/0ba3af484bf101e6?pli=1
avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Atención a estos tipos

Mensaje  Ziber el Miér Oct 13, 2010 12:53 pm

avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  anako el Miér Oct 13, 2010 2:35 pm

Aún no he podido leer toda la información con la calma que merece; pero, en una ojeada rápida, y después de ver el vídeo sobre Pike, me he acordado de esto:

El funeral de Lady Bird (viuda de Johnson), no deja de ser muy chocante.



Sobre Kissinger (Abraham ben Elazar), su actuación se remonta a 1948 con el Proyecto Paperclip, que pretendía recuperar investigadores científicos nazis (biología, medicina, tecnología,...) , para el uso y disfrute estadounidense. Según dicen, fueron unos cuantos los que trabajaron desde sudamérica.
avatar
anako
Admin

Mensajes : 3332
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Miér Oct 13, 2010 5:17 pm

Conocía el vídeo, y sí, resulta algo más que curioso.

Antes no he querido poner más información retorcida, pero he encontrado algunas cosas que...

Luego dejo algo más.
avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Jue Oct 14, 2010 9:29 am

http://grupoelron.org/secretos/asesinatojuanpabloi.htm

Asesinato de Juan Pablo I
Grupo Elron

PAPA JUAN PABLO I

Albino Luciani fue asesinado a causa de una conspiración del cónclave de obispos por motivos exclusivamente religiosos. Ésta es la única razón por la que el Vaticano impide toda investigación. Consideran que es preferible el ocultamiento antes que verse en la alternativa de confesar que la propia Iglesia asesinó a su Papa…

CARDENAL JEAN-MARIE VILLOT

Fue el autor intelectual del asesinato, pero se cubrió arteramente de ser acusado afirmando que había sido un trágico accidente: “El Papa inadvertidamente se había tomado una sobredosis de su medicina. Si se hubiese hecho una autopsia, obviamente hubiese indicado esta fatal sobredosis. Nadie hubiese creído que Su Santidad lo había hecho accidentalmente. Algunos alegarían suicidio, otros, asesinato. Se acordó que no habría una autopsia". Así, la coartada del Cardenal Villot fue que el Papa Pablo I se tomó una sobredosis de su propio medicamento para la presión arterial baja (Effortil). Esta coartada intencionalmente dio lugar para la especulación de suicidio, quitando la atención de la verdadera causa de la muerte de Juan Pablo I: haber sido envenenado.

ALBINO LUCIANI Y KAROL WOJTYLA

FUNERAL DEL PAPA JUAN PABLO I

Cuando Kart Wojtyla fue nombrado Papa se encontró ante la alternativa de ordenar la investigación de la muerte de su antecesor, que él no ignoraba que había sido un asesinato –¿cómo iba a ignorarlo?–, o directamente dejar las cosas como estaban. Optó por lo segundo. Más información en “Papa Juan Pablo II” y "Muerte del Papa Juan Pablo II".

ASESINATO DEL PAPA JUAN PABLO I

¿Conspiración religiosa o política?

CAPÍTULO I

LA HISTORIA CONOCIDA

Cuando murió Pablo VI, el 6 de agosto de 1978 a las 9:40 de la noche, bastaron unos minutos para que el mundo tuviera la noticia, pero cuando murió Juan Pablo I recién casi tres horas después del hallazgo del cadáver el Vaticano dio el comunicado, que decía textualmente:

"Esta mañana, 29 de septiembre de 1978, hacia las cinco y media, el secretario particular del Papa, no habiendo encontrado al Santo Padre en la capilla, como de costumbre, le ha buscado en su habitación y le ha encontrado muerto en la cama, con la luz encendida, como si aún leyera.

El médico, Dr. Renato Buzzonetti, que acudió inmediatamente, ha constatado su muerte, acaecida probablemente hacia las 23 horas del día anterior a causa de un infarto agudo de miocardio".

La noticia causó sorpresa y estupor. Después se añadió el nombre de Magee, anteriormente secretario de Pablo VI. Realmente, hoy pocas cosas quedan en pie de las afirmadas en dicho comunicado. El propio John Magee, actualmente obispo de Cloyne (Irlanda), ha dicho recientemente que no fue él, sino una religiosa quien encontró muerto a Juan Pablo I:

"Aproximadamente a las 5 de la mañana una monja muy agitada fue a despertarme. 'El Papa ha muerto', me dijo. Preocupada porque el Pontífice no había tomado el café, que las monjas le dejaban todos los días a las 4:30 delante de la puerta de su habitación, había entrado y visto el cuerpo inmóvil. Después había corrido hasta mi habitación para avisarme" .

Magee bajó inmediatamente a la habitación del Papa y constató que, efectivamente, había muerto. Dijo a las religiosas que no tocaran nada y fue a llamar por teléfono al cardenal Villot [1]. Según Magee, eran las 5:40. A continuación llamó al doctor Buzzonetti. Ambos, el cardenal y el doctor, "entraron juntos en la habitación del Papa y constataron con sus propios ojos que el Papa estaba muerto".

Cuando murió Pablo VI, se publicó un detallado informe médico. Ahora no. Se supone que basta un examen externo del cadáver y un lacónico comunicado oficial para dar respuesta a estos interrogantes: ¿cuándo murió Juan Pablo I? Y sobre todo ¿de qué murió?

Por lo que se refiere al momento de la muerte, la estimación oficial no coincide con la de los embalsamadores, hermanos Signoracci, según lo que dijeron a Yallop: "Al examinar el cadáver antes de que lo trasladaran a la sala Clementina, los hermanos Signoracci habían llegado a la conclusión, por la ausencia del rigor mortis y por la temperatura del cuerpo, que la muerte se había producido, no a las once de la noche del 28 de septiembre, sino entre las cuatro y las cinco de la madrugada del 29. Sus conclusiones se vieron confirmadas por monseñor Noé, que les dijo que el Papa había muerto poco antes de las cinco de la madrugada".

Tanto la religiosa que descubrió el cadáver, sor Vincenza, como el secretario Diego Lorenzi confirmaron el detalle de la temperatura del cuerpo, que encontraron todavía tibio.

Sin duda, la cuestión clave es la determinación de la causa de la muerte. Es decir: ¿de qué murió Juan Pablo I?

El obispo de Cuernavaca (Méjico), Méndez Arceo, pidió públicamente que se realizara la autopsia: "Tanto al cardenal Miranda como a mí nos parece que podría ser de mucha utilidad". Y Franco Antico, de la organización tradicionalista Civiltà Cristiana, solicitó una investigación formal.

De forma tajante, el cardenal Oddi, que con el cardenal Samor, fue asistente de Villot durante el período de sede vacante, afirmó que no habría investigación alguna: "He sabido con certeza que el Sagrado Colegio cardenalicio no tomar mínimamente en examen la eventualidad de una investigación y no aceptar el menor control por parte de nadie y, es más, ni siquiera se tratará la cuestión en el colegio de cardenales".

Sin embargo, según el diario "La Stampa" de Turín, del 8 de octubre, los cardenales reunidos en congregación general solicitaron conocer las circunstancias precisas de la muerte del Papa Juan Pablo I. El diario señala que "los cardenales, ante los interrogantes que se plantea la 'opinión pública' provocados por el hecho de que únicamente fue publicado un breve comunicado anunciando la muerte del Papa, la ausencia de un boletín médico y la negativa del Vaticano a proceder a una autopsia, han solicitado que los medios oficiales de información de la Santa Sede anuncien las circunstancias exactas de la muerte del Pontífice". Al menos, algún cardenal habría pedido puntualizaciones al respecto. El Vaticano ni confirma ni desmiente esta información; simplemente, no responde.

Pero ¿por qué no se hizo la autopsia? ¿Tenía la Iglesia algo que perder? Responde monseñor Nicolini, autor de una biografía sobre Juan Pablo I y, durante varios años, vicedirector de la sala de prensa del Vaticano (actualmente obispo de Alba, en la provincia italiana de Cuneo): "El Sacro Colegio no ordenó la autopsia porque la consideró superflua, no habiendo duda alguna sobre las causas naturales de la muerte del Papa Luciani. La autopsia no podía sino confirmar cuanto ya se sabía".

Sin embargo, la pregunta obvia es: ¿cómo se sabía? Más aún: ¿cómo se podía saber a partir solamente de un examen externo del cadáver? Como diversos especialistas indicaron, es clínicamente imposible explicar la causa de la muerte por infarto de miocardio agudo (y, además, instantáneo) sin la realización de la autopsia.

Además, como veremos después, la forma en que se encuentra el cadáver no responde al cuadro típico del infarto: no ha habido lucha con la muerte. Tampoco existe otra sintomatología que lo delate. Ni la baja tensión de Luciani ni su estilo de vida avalan semejante dictamen. Por tanto, no sólo esto, sino todo lo que se dijo después (peso del papado, soledad institucional, etc.) queda justamente en el aire, como hipótesis carente de fundamento, mantenida precisamente por quienes tenían en sus manos la realización de la prueba definitiva y concluyente de la autopsia. Sin duda, el comunicado oficial salió tarde y mal. Se imponía, desde entonces, una fiel reconstrucción de los hechos.

Al doctor Buzzonetti, que con el doctor Fontana firmó el certificado de defunción, le pregunta Cornwell cuándo vio al Papa por última vez. Ésta es la respuesta:

"Yo puedo ser muy preciso sobre esto. Ni yo ni el profesor Fontana −que era jefe del Servicio Médico Vaticano y que murió en 1979− fuimos llamados nunca a prestar nuestros servicios profesionales al Papa Juan Pablo I. Yo le vi al final del cónclave. Yo era suplente de Fontana. Posteriormente yo creo que le vi en alguna función. Después le vi muerto. Eso es todo".

El doctor dice no saber nada de las medicinas que tomaba el Papa. Tampoco sabe si estaba sobrecargado de trabajo o deprimido.

Contra lo que afirma Magee, Buzzonetti niega haberse encontrado con el doctor Da Ros, médico personal de Luciani, el domingo 24 de septiembre: "ese encuentro nunca se dió". Dice también:

"Todos los aspectos clínicos de éste asunto de Juan Pablo I están cubiertos por dos secretos: el primero es el secreto profesional, del que nadie me puede liberar; después está el secreto de mi cargo como vicedirector del Servicio Médico de éste Estado del Vaticano. Pero, de cualquier modo, yo no sé nada".

Según Lorenzi, Buzzonetti llegó muy pronto, pero no preguntó nada: "siendo un buen doctor, no es por criticarle, debería haber dicho, 'Vamos a ver, señores, ¿han percibido algo la noche anterior?'. Él debería haber estado abierto a todas las posibilidades. Él no es un cualquiera. Usted puede pensar que un doctor del Vaticano debería haber hecho una cierta indagación. ¿Por qué no lo hizo? Bien, no lo hizo, y como resultado yo me estoy volviendo...loco! ".

CAPÍTULO II

LA HISTORIA CONOCIDA II

LA EXTRAÑA MUERTE DE UN PAPA[2]


"Juan Pablo I fue asesinado por la ingestión de una dosis fortísima de un vasodilatador". "Pensaba hacer cambios importantes en la curia del vaticano". "Los apuntes que tenía en la mano, al ser encontrado muerto, contenían los nombres de los nuevos cargos".

El sacerdote Jesús López Sáez ha escrito un polémico libro cuando, el 29 de septiembre (2003), se cumplieron 25 años de la muerte de quien sólo estuvo 31 días al frente de la Iglesia Católica.

"Hay que purificar el templo y echar de él a los mercaderes". Ésta es la clave teológica que ha llevado a Jesús López Sáez, sacerdote abulense, prestigioso catequista y fundador de la Comunidad de Ayala, a bucear en la escabrosa historia de la muerte de Juan Pablo I.

Tras 25 años de investigación profunda, sus conclusiones son estremecedoras y echan por tierra la tesis oficial.

La Curia romana, con Juan Pablo II a la cabeza, siempre sostuvo que la muerte del Papa Luciani fue la de un enfermo, incapaz de asumir el tremendo peso de la tiara.

López Sáez sostiene, en cambio, que la muerte del Papa meteorito (sólo estuvo 31 días en el solio pontificio) fue un asesinato orquestado por algunos miembros de la Curia, de la mafia y de la masonería; el asesinato de un Papa en plena forma y tan capaz de regir la Iglesia que estaba pensando en darle un vuelco de 180 grados al Vaticano, a sus dineros y a la Curia romana.

Con la explicación oficial, Roma dio por cerrado el caso. Pero, aún hoy, en toda la cristiandad sigue flotando un aire de misterio y sospecha. La herida se cerró en falso.

De hecho, tras su muerte numerosos obispos y hasta algún cardenal pidieron a Roma una investigación en profundidad.

Jesús López pertenece a este sector minoritario que quiere «lavar» la imagen manchada de un pontificado que pudo ser revolucionario en la Iglesia. Hacer justicia al Papa de la sonrisa y, de pasada, purificar el templo de la Curia y ayudar a que la Iglesia recobre el esplendor evangélico.

Con buenos contactos tanto en España como en el extranjero, con la ayuda de obispos y cardenales amigos, Jesús López plasmó sus primeros hallazgos en el libro Se pedirá cuenta (Editorial Orígenes), publicado 12 años después del misterioso final de Juan Pablo I.

Ya entonces el padre López Sáez intentaba bucear en la turbia historia de la muerte del Papa Luciani, porque «a cada generación se le pedirá cuenta de la sangre de sus profetas».

Pero la consigna en la Iglesia era clara y tajante: "Ningún eclesiástico puede remover las cenizas del Papa Luciani y, ante las múltiples preguntas de los fieles en todo el mundo, los clérigos deben responder con la verdad oficial".

Pero don Jesús no se dio por vencido y, desde entonces, siguió visitando archivos, consultando fuentes y con protagonistas directos de aquellos acontecimientos que, con la edad y el tiempo, comenzaron a hablar.

"EL DIA DE LA CUENTA"

Fruto de este trabajo de años es un nuevo libro, El día de la cuenta, en el que plasma sus conclusiones definitivas. Pero a la Iglesia no le gusta que uno de sus más prestigiosos sacerdotes asegure que un Papa fue asesinado y denuncie los tejemanejes de una Curia, "auténtica cueva de ladrones", dice.

Y le llovieron las presiones de todo tipo. Sentimentales, con cartas de sus amigos. Como la del actual nuncio en Croacia, el español Francisco Javier Lozano, suplicándole que no publique un libro que "tanto mal puede acarrear a la Iglesia de Cristo".

Le advierte que él no es quien para sentar en el banquillo de los acusados a la Santa Sede.

Y con chantajes afectivos: "Hubiera dado cualquier cosa para que vieras la cara de dolor de la 'autoridad de la Iglesia' (Juan Pablo II), cuando hace meses le presenté un breve resumen de tu manuscrito. Esa autoridad está acostumbrada a sufrir por calumnias, por infidelidades, incluso por disparos a bocajarro un 13 de mayo".

A las presiones afectivas sucedieron las canónicas. El entonces obispo de Avila, Adolfo González Montes, le amenaza por escrito con retirarle las licencias ministeriales (prohibición de celebrar los sacramentos).

Pero don Jesús no cede. Y recuerda lo que Santa Catalina de Siena decía: "Los ministros de Dios que no denuncian los males de la Iglesia son malos pastores. No tienen perro, el perro de la conciencia, o no les ladra".

Y él tiene perro y no deja de ladrarle. Y eso que por seguir en sus trece le echaron de la Conferencia Episcopal, donde trabajaba en la comisión de catequesis. Y quizás perdiese la oportunidad de conseguir una mitra y el reconocimiento solemne de la Comunidad de Ayala, por él fundada.

Ahora ha tenido que editar su libro en "edición no venal, para uso privado". Aun así, de boca en boca y de mano en mano, lleva vendidos más de 2.000 ejemplares.

Y junto a la cascada de reproches, algunas felicitaciones. Como la del obispo Casaldáliga: "Todo tu material es importante para la Historia y para la purificación de la Iglesia". O la enigmática carta de Eduardo Luciani, hermano del Papa difunto. Aunque sin pronunciarse al respecto, deja planear la sombra de la duda sobre el desenlace de su hermano.

EDICIÓN PÚBLICA

Como buen sacerdote que es, Jesús López siente el corazón dividido ante las conclusiones de su investigación. "Pero en conciencia no puedo callar y, aunque no vivo en estado de miedo, sé que me pueden hacer mucho daño. Pero... Como dice el libro de los Hechos, 'hemos de obedecer a Dios antes que a los hombres'".

Incluso, López Sáez está pensando en hacer una edición pública de su libro y lanzarlo a las librerías "para que la gente sepa y los mercaderes salgan del templo".

"Esta mañana, 29 de septiembre de 1978, hacia las cinco y media, el secretario particular del Papa, no habiendo encontrado al Santo Padre en la capilla, como de costumbre, le ha buscado en su habitación y le ha encontrado muerto en la cama, con la luz encendida, como si aún leyera. El médico, Dr. Renato Buzzonetti, que acudió inmediatamente, ha constatado su muerte, acaecida probablemente hacia las 23 horas del día anterior a causa de un infarto agudo de miocardio".

Así rezaba el comunicado oficial del Vaticano. Una versión llena de falsedades, según López Sáez. Entre otras: "un diagnóstico sin fundamento (infarto de miocardio agudo y, además, instantáneo), dado por un médico que no conocía a Luciani como paciente, sin realización (oficial) de la autopsia, y una información manipulada sobre el hallazgo del cadáver y sobre las circunstancias de la muerte".





¿QUIÉN MATÓ AL PAPA?



Hoy está comprobado que Juan Pablo I estaba bien de salud. Lo confirma su médico personal, el doctor Da Ros: "El Papa no ha pasado nunca 24 horas en cama, ni una mañana o una tarde en cama, no ha tenido nunca un dolor de cabeza o una fiebre que le obligase a guardar cama. Gozaba de una buena salud; ningún problema de dieta, comía todo cuanto le ponían delante, no conocía problemas de diabetes o de colesterol; tenía sólo la tensión un poco baja".

Tener la tensión un poco baja es, para muchos médicos, "un seguro de vida".

También se sabe que Juan Pablo I no murió de infarto, porque "no hubo lucha con la muerte". Con el tiempo el propio Vaticano ha reconocido que el primero en encontrarlo no fue monseñor Magee, su secretario, sino sor Vincenza, la monja que lo cuidaba.

Según el relato de esta hermana, "el Papa estaba sentado en la cama, con las gafas puestas y unas hojas de papel en las manos. Tenía la cabeza ladeada hacia la derecha y una pierna estirada sobre la cama. Iniciaba una leve sonrisa".

¿Qué tenía en las manos? "Evidentemente no tenía el Kempis, como dijo el Vaticano, un libro demasiado grueso para ser sostenido entre los dedos. Los apuntes que tenía eran unas notas sobre la conversación de dos horas que el Papa había tenido con el secretario de Estado, cardenal Villot, la tarde anterior", dice López Sáez.

En ella, el Papa le había adelantado a su número dos los importantes cambios que pensaba hacer en la Curia. Y ése fue el detonante de su muerte.

¿Cuál fue el arma del crimen? "A pesar de que el Vaticano lo niega, a Juan Pablo I se le hizo la autopsia y por ella se supo que había muerto por la ingestión de una dosis fortísima de un vasodilatador. Se trata de una medicina absolutamente contraindicada para quien tiene la tensión baja, como tenía el Papa. Eso encaja con la forma en la que se encontró el cadáver: No hubo lucha con la muerte, como corresponde a una provocada por sustancia depresora y acaecida en profundo sueño", explica don Jesús.

La medicación, que no le fue recetada por su médico personal, como él mismo reconoce, se le obligó a tomar o se le inyectó. La mística Erika, en un libro del famoso teólogo y después cardenal Urs von Balthasar, asegura haber tenido una revelación en la que vio a alguien que le inyectaba la medicina al Papa. Y Juan Pablo II le concede la birreta a Von Balthasar sabiendo que, además, la propia Erika dice en el libro que "el Santo Padre lo sabe y lo cree" [que su antecesor fue asesinado].

Por su parte, el ex embajador francés, Roger Peyrefitte, autor de La sotana roja, asegura que al Papa le puso la inyección letal el mafioso Brucciato −después murió en un atentado contra Roberto Rossone, vicepresidente del Banco Ambrosiano− acompañado de dos monseñores de la Curia.

Según López Sáez, "nadie sabe exactamente quién mató al Papa. Todo apunta a la Logia masónica P2. No se puede responsabilizar a una persona en concreto, aunque hay quien señala al entonces presidente del IOR (Banco del Vaticano), monseñor Marcinckus, y al entonces Secretario de Estado, el francés cardenal Villot".

En cualquier caso se trata, según López, "de una muerte provocada en el momento oportuno". ¿Por qué? Los folios que tiene en la mano el Papa muerto contenían el nuevo organigrama de la Curia y de la Iglesia italiana: dimisión de Villot y del arzobispo de Milán, monseñor Colombo; traslado a Milán de Casaroli; Benelli, nuevo Secretario de Estado; Poletti, vicario de Roma, a Florencia, y Felici, nuevo vicario de Roma".

Juan Pablo I, horas antes había presentado el organigrama a Villot y éste le dijo: "Usted es libre para decidir y yo obedeceré. Pero sepa que estos cambios supondrían una traición a la herencia recibida de Pablo VI".Y Juan Pablo I le replicó: "Ningún Papa gobierna a perpetuidad".

Está comprobado que el Luciani era un Papa que "estaba en el camino de la profecía". Es decir, "un Papa que no quiere ser jefe de Estado, que no quiere escoltas ni soldados, que quiere una renovación profunda de la Iglesia y, además, gobernar con los obispos. Un Papa de los pobres que quiere promover en el Vaticano un gran instituto de caridad, para hospedar a los sin techo de Roma", cuenta el padre López Sáez.

En definitiva, al Papa le matan porque quiere revisar la estructura de la Curia, publicar varias encíclicas (sobre la colegialidad o la mujer en la Iglesia), destituir al presidente del IOR, reformar el banco vaticano y enfrentarse abiertamente con la masonería y con la mafia que campean por sus fueros en la Curia romana.

Según López Sáez, "lo determinante fue el asunto del IOR, porque la Curia intenta evitar la quiebra del Ambrosiano y la decisión del Papa la iba a precipitar. Ellos querían un Papa que evitase esa quiebra".

Pero, aunque quitaron de en medio a Juan Pablo I, su sucesor, Juan Pablo II, no pudo evitar la quiebra del Ambrosiano y, además, destituyó a su presidente, monseñor Marcinckus.

"La diferencia es que Juan Pablo I quiere echar a los mercaderes del templo, mientras Juan Pablo II expulsa a unos (masonería) para echarse en brazos del Opus Dei. La Obra fue la institución que salió ganadora y a la que el pontificado del Papa Wojtyla le resultó más rentable: una prelatura personal, un santo y el control del poder en Roma".

En cualquier caso, el Papa Luciani sabe que va a enfrentarse con poderosos enemigos. En varias ocasiones asegura, según el padre Sáez, que su pontificado será corto y que ya sabe el nombre de su sucesor.

Unas veces, le llama "el extranjero" y otras, "el que estaba sentado frente a mí en el cónclave", es decir, Wojtyla.

¿Por qué sabía Juan Pablo I ya antes de morir y antes de celebrarse el cónclave el nombre de su sucesor? "Porque Juan Pablo II era el candidato del cardenal Villot y de la Curia, deseosa de volver a controlar el poder. No en vano los curiales decían: 'Hemos perdido tres cónclaves (el de Juan XXIII, el de Pablo VI y el de Juan Pablo I), pero no el cuarto' ".

El padre López Sáez cree, al igual que la mística Erika, que "el Papa sabe". Más aún, cree que su última obra poética, Tríptico romano, es una respuesta velada a su libro, que envió al Papa con acuse de la Secretaría de Estado.

Por eso, en tres simples folios, Juan Pablo II habla de la Capilla Sixtina y del próximo cónclave. "Es una forma de responderme a mí y a los cardenales que van a estar en el próximo cónclave. Viene a decir 'algo hay'...Y si responde es para que los cardenales electores lo tengan en cuenta, elijan en consonancia y reparen la injusticia histórica que se ha cometido con el Papa Luciani".

Eso es una de las cosas que más le duele al fundador de la Comunidad de Ayala. "Juan Pablo I no era un papa débil e indeciso como lo pintan desde el Vaticano. Está en juego no sólo la causa y las circunstancias de su muerte, sino también su figura y su testimonio".

De hecho, en este momento hay dos procesos abiertos en torno al Papa Luciani. El primero es civil, reabierto en Roma por el fiscal Pietro Saviotti. "Le he mandado el fiscal todos mis datos y documentos. Espero que se esclarezca la verdad y se haga justicia", dice López.

El segundo proceso es la beatificación de Juan Pablo I. El padre López no quiere oír hablar de este tipo de proceso: "El Papa Luciani no necesita milagros para ser santo. A Juan Pablo I hay que beatificarle como mártir, tras una profunda investigación sobre su muerte y recuperar su imagen distorsionada".

"El día de la cuenta", de Jesús López Sáez, no puede adquirirse en venta pública. Para contactar con el autor: www.comayala.es.
avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Jue Oct 14, 2010 9:31 am

El sacerdote ha publicado su libro aquí (público):

http://www.comayala.es/Libros/ddc2/index.htm

El sacerdote en cuestión es un hombre de lo más interesante. Podría simplificarlo diciendo que es un cura "rojo" (que lo es), pero es mucho más: es un cura "humano" y "digno", y con unas pelotas que le hacen bailar la sotana.

No he tenido tiempo de leer todo el libro, pero lo poco que he ojeado me gusta mucho.
avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Cior el Jue Oct 14, 2010 10:15 am

Lo leeré.
avatar
Cior
Editor

Mensajes : 3986
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 54
Localización : Zaragoza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  anako el Jue Oct 14, 2010 11:23 am


Yo no llego a más!!!!!!!!!!!!! coño! scratch
avatar
anako
Admin

Mensajes : 3332
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Jue Oct 14, 2010 11:38 am

anako escribió:
Yo no llego a más!!!!!!!!!!!!! coño! scratch

JA JA JA JA, te cito para que aunque borres tu mensaje quede constancia...

¡Malhablada! Razz Razz
avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Jue Oct 14, 2010 11:43 am

Leemos tantas cosas que ya no sabemos apreciar lo "sorprendente". Este sacerdote (no es un cualquiera) que hubiera sido con una probabilidad del 100% Obispo. Está diciendo: ¿quién mató al Papa?

Y todas estas informaciones duermen el sueño de los justos.

Si encima se habla de esto:

http://es.wikipedia.org/wiki/Propaganda_Due

http://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Gladio

Pues, para qué quieres más...


Última edición por Ziber el Jue Oct 14, 2010 11:49 am, editado 1 vez
avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  anako el Jue Oct 14, 2010 11:47 am

Creo que te equivocas, Paco. Por eso me mosquea... porque me falta tiempo para un buen puñado de cuestiones sorprendentes.
Y, sí, claro que malhablada (pero sólo en ocasiones Laughing )
avatar
anako
Admin

Mensajes : 3332
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Jue Oct 14, 2010 11:52 am

anako escribió:Creo que te equivocas, Paco. Por eso me mosquea... porque me falta tiempo para un buen puñado de cuestiones sorprendentes.
Y, sí, claro que malhablada (pero sólo en ocasiones Laughing )

Si lo decía por mí. O en general.

Ya sé que vas hasta arriba. Y esto no es más importante que otras muchas cosas.

Me refería a que informaciones que nos hubieran hecho saltar la tapa de los sesos hace pocos años, ahora se pierden ante la vorágine contrainformativa.
avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  NingúnOtro el Jue Oct 14, 2010 12:25 pm

Divide y vencerás... aunque sea a base de escándalos.
avatar
NingúnOtro

Mensajes : 680
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Localización : Un lugar mejor

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Cior el Jue Oct 14, 2010 2:31 pm

Desinformación en el mundo de la sobreinformación Laughing .

Paradógico pero tan real como la vida misma.
avatar
Cior
Editor

Mensajes : 3986
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 54
Localización : Zaragoza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Ziber el Jue Oct 14, 2010 4:00 pm

Cior escribió:Desinformación en el mundo de la sobreinformación Laughing .

Paradógico pero tan real como la vida misma.

Eso es.
avatar
Ziber
Admin

Mensajes : 7188
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 47
Localización : Una aldea

Ver perfil de usuario http://huelgageneral.gratis-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Partiendo de Martín Lozano

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.